jueves, 30 de octubre de 2014

Comic: Borderline Volumen 1 - Carlos Trillo y Eduardo Risso




Guión: Carlos Trillo
Dibujo: Eduardo Risso
Editorial: Puro Comic

Y si, de vuelta Risso pero que se va a hacer, el maestro tiene una producción enorme en varios mercados ("Borderline", por ejemplo, fue escrito hace bocha para Europa y solo hace unos años el propio Risso pudo editarla completa en Argentina) y a mi me encanta así que es obvio que cada tanto me toque leer algo suyo. Igual con "Borderline" medio me lleve una sorpresa porque encontre a un Risso que domina el clarooscuro como siempre pero con un dibujo mucho mas detallado, con mas piedritas en las ruinas, más lineas de expresión en los rostros, cositas tiradas por ahí que en trabajos posteriores que usa una trazo mas sintetico, mas depurado.

En el guión esta Trillo en su mejor forma, escribiendo una obra que de a poquito, unitario por unitario, nos va presentando a todos los personajes y conflictos que ocurren en este futuro distopico, una sociedad donde los que estan arriba viven muy bien y los que estan abajo... bue, apenas sobreviven con la única esperanza de conseguir algo de droga a cambio de la donación de organos. Para que nada modifique este equilibrio el gobierno se divide en dos organismos, la junta y el consejo, que se odian a muerte; es el medio de ese tira y afloja, del partido de ajedrez que juegan los lideres de las instituciones, que se da la tragica historia de amor entre los dos "protagonistas", Crash y Blue. Y los menciono entre comillas porque hay muchos secundarios con mucha onda que tienen capitulos completos dedicados a ellos y que dejan por un rato a Blue y Crash en el banco de suplentes, que de a poco van rebelando mas y mas detalles de este mundo y armando un conflicto que sin duda no va a terminar bien. Al menos no para todos.

Este mundo tan hardcore, muy influenciado por el cyberpunk (la realidad virtual, las drogas para conectar con otra realidad y sobre todo la fusión de personas y tecnologia son moneda común) puede parecer una exageración total pero Trillo con su habilidad unica lo repinta muy cercano y plausible, con una mezcla hermosa de poeticos captions y dialogos muy coloquiales y naturales. El guionista logra que incluso por los personajes mas soretes (como las oficiales clones/gemelas/lesbianas que supervisan a Crash) se sienta algo de empatia y lastima.

Lo unico que se me hizo medio redundante es la repetición de ciertos elementos en los dialogos (como la "discapacidad" de Crash para entender y hablar) pero se entiende que esto fue publicado por capitulos en alguna antologia y los autores no querían que los nuevos lectores se sintieran perdidos. Leyendo todo de corrido en el tomo es algo plomo pero seguramente se agradece cuando se lee la historia "en fetas".

Sin lugar a dudas "Borderline" es una obra imprescindible para todo fan de Trillo o Risso o de la ciencia ficción es su fase mas cruda y realista.

miércoles, 29 de octubre de 2014

Comic: The Vynil Underground Volumen 1. Watching The Detectives


Guión: Si Spencer
Dibujo: Simon Gane y Cameron Stewart. Portadas de Sean Phillips
Editorial: DC/Vertigo


Una serie de Vertigo que por ahí tenía tirado el primer tomo y no sé si en algún momento comprare el segundo. Posiblemente si porque me gustó el dibujo (Simon Gane con tintas de un groso como es Cameron Stewart) y me gusta como el guionista Si Spencer describe a la verdadera protagonista de la historia: la ciudad de Londres. Llena de violencia, encanto y sobre todo mucha magia oculta en su entramado multicultural, Spencer hace la ciudad parte fundamental de la trama y demuestra un gran trabajo de documentación y a los lectores nos da ese gustito extra (que en este caso solo disfrutaran los que fueron de visita o los ingleses) de reconocer las locaciones que suma mucho en la lectura. ¿O me van a negar que entre las muchas cosas grosas de "El Eternauta" una de las mejores no es reconocer a la cancha de River, Barrancas de Belgrano, Vicente López, etc.? Igual ahí termina la única comparación posible.
La principal falla del comic me parece que es el cast. Como dice David Lapham en la intro del TP, parece que Spencer tiro un montón de palabras en una licuadora y lo que salía iba definiendo a los personajes. Así tenemos un equipos de detectives de lo sobrenatural donde nadie es policía pero si hay un DJ hijo de un crack del futbol, un supuesto pedófilo que tiene premoniciones, una stripper forense que asegura ser virgen (y nosotros le creemos tanto como a Wanda Nara) y una princesa africana estudiante de "psicogeografia". Morrison, chúpate esa mandarina.

El problema es que los personajes pintan groso, tienen un montón de detalles coloridos.... pero ninguno me cayó realmente bien y encima la trama policial/mística se resuelve casi por una serie de coincidencias. Igual lo que más me reventó es que casi todo esta contado desde el punto de vista del plomo de Moz (el DJ) que apenas tiene gracia cuando (al menos en este tomo) la que pela toda la chapa, los diálogos copados, la tensión dentro del grupo, los avances importantes en la investigación y hasta todas las piñas es Leah, la stripper. Y si, también pela las gomas. Y encima esta buena. Porque Gane y Stewart son dibujantes mas tirados a lo funny pero a las chicas las dibujan muy lindas y sexys sin necesidad de hacerles supermelones de pechos o piernas de 300 metros. En estilo el dibujo me recordó mucho a Phillip Bond, un clásico de Vertigo, pero mucho más fluido y agraciado.

Para ser un tomo presentación no está mal, la propuesta de policial con toques sobrenaturales insinuados (por ejemplo se habla mucho de magia negra pero en ningún momento aparece un demonio) me pareció interesante y el dibujo me gustó mucho; los personajes no tanto pero también hay que tener en cuenta que este tomo fue una saga de presentación. El tema es que dudo que Spencer haya podido desarrollar mucho más en los otros 6 números que duro la serie. Veremos.... 

viernes, 24 de octubre de 2014

Comic: Logan - Brian K. Vaughan y Eduardo Risso


Guión: Brian K. Vaughan
Dibujo: Eduardo Risso
Editorial: Marvel Comics

Que lastima, pensé que esta historia me iba a volar la cabeza y si bien no me pareció mala está muy lejos de ser grosa. Después de leerla me quedo mucho tiempo dando vuelta algo que no me cerraba, una sensación que me molestaba.

Por un lado tenia las expectativas muuuy altas porque el equipo creativo las ameritaba (Risso en su primer laburo importante para Marvel, Vaughan es el mismo escritor de dos series espectaculares como son "Y, the last man" y "Ex Machina") y solo cuentan una historia bastante simple, un acontecimiento de Wolverine en Japón durante la segunda guerra mundial que al recordarlo en el presente (supongo que después de los eventos de "House of M") lo motiva a revisitar el lugar.

Pero todo bien con eso, jamás esperaría que todo lo que leo sea transcendente ni que cambie al personaje para siempre, ni siquiera aunque en la propuesta de la serie que hizo Vaughan para Marvel (incluida entre los extras jugosos del TP) diga que esta historia está al nivel de "Honor", la miniserie de Claremont y Miller que si es indiscutiblemente una de las historias más grosas del personaje.

No. Creo que lo que más me molestó de "Logan" es que realmente todo lo que transcurre en el presente está mal. Esta mal que a las 10 páginas ya se sabe contra quien pelea Wolvie, está mal que use el traje de superhéroe que no va a ni a palos con la onda más cruda y realista de Risso y está mal que la resolución de la pelea (innecesaria) es ultratrillada.

Creo sinceramente que si la historia hubiera sido solo sobre la parte de Logan en el pasado con más desarrollo de los personajes en ese momento (como la data que tira Vaughan sobre los kamikazes, por ejemplo) la historia garpaba mucho más y se aprovechaba mucho más el dibujo minimalista de Risso, combinado con los excelentes colores de Dean White para dar una sensación de estampa japonesa.

Voy a mencionar los extras del TP que por ahí son para rellenar un poco el libro pero están buenos, sobre todo el guión completo del primer número, que da una muy buena idea de cuánto criterio e interpretación pone Eduardo Risso sobre lo que le manda el guionista y que en varios casos potencia la lectura y le da mucho más ritmo. Capo total de la narrativa, el cordobés rosarino da cátedra siempre.

martes, 14 de octubre de 2014

Comic: Simon Dark Volumen 1: What Simon Does

http://www.majorspoilers.com/wp-content/uploads/2008/04a/dcJuly08/05_collected/SIDRK-tpb-Cv.jpg 
Guión: Steve Niles
Dibujo:  Scott Hampton
Editorial: DC Comics

Cuando leí este tomo (el primero de tres) hace años mucho no me había enganchado pero ahora que conseguí el segundo a un buen precio decidí darle otra oportunidad y la verdad que me cebó mucho más.

La historia toma algunas cositas de "Frankestein", clásico que al guionista Steve Niles le encanta y ya re versionó un montón de veces, siempre con resultados interesantes. En este caso el monstruo de la historia, llamado Simon, es una criatura sin memoria ni identidad que protege el barrio más....¿¿jodido de Gotham, verdad?? Nyet! Uno de los hallazgos de Niles es que la historia transcurre en un suburbio tranqui de Gotham, donde no suele haber mucho quilombo en parte gracias a Simon y en parte porque el barrio se lo reservo una secta satánica (con miembros muy bien conectados de la sociedad de Gotham) para hacer de vez en cuando sus rituales. Lo que se dice, un barrio encantador para criar a la familia.

Algo que en su momento me había molestado es que el tomo se lee rapidísimo porque Niles en general es muy escueto con los diálogos y recurre a varias secuencias mudas. Pero una cosa que se aprende como lector con los años es apreciar los textos que si están más que echar en falta los que no están. Si, "Simon Dark" la sigo leyendo a los pedos, pero esta vez realmente me enganche con este riquísimo mini-mundo dentro de la ciudad de Batman que construyeron los autores y que me parece que los demás títulos del Bati alegremente ignoraron como en su momento también pasó con "Hitman". Simon es un personaje al que se le toma mucho cariño y también a sus secundarios (una nueva vecina del barrio, una forense y un detective con un secreto vinculado a la historia de Simon, entre otros), todos definidos por diálogos breves pero concisos y puntuales y escenas que mezclan la acción y el terror con un tono de humor negro y cierta ternura. A modo de ejemplo, la escena cuando Simon aprende el sentido de la muerte es macabramente brillante.

Y siguiendo su tradición de aliarse con buenos dibujantes del genero terrorífico (Bernie Wrightson, Ben Templesmith, Sam Kieth, etc.) acá Niles hace dúo con Scott Hampton, artista que lo general pinta su propias historias, logrando un efecto muy artístico y clásico en sus obras aunque faltándole un poco de plasticidad y fluidez a los movimientos de los personajes. Igual para mi sorpresa en este caso los colores los puso Danny Vozzo (groso colorista durante la etapa de Morrison y Case en "Doom Patrol") y en general el laburo de Hampton me gustó, va muy bien con los guiones de Niles aunque si me voy a quejar que las 2 chicas que acompañan a Simon (la forense y la vecina) parecen hermanas gemelas, solo distinguibles por los diálogos y algún detalle en el pelo cuando comparten pagina.

En conclusión este es el primer tomo de una serie que pintaba polenta, de esas donde los autores toman el entorno que les da la editorial y se dan el lujo de contar una historia muy personal y que espero que tenga un final acorde a su calidad cuando llegue al tomo final.

martes, 7 de octubre de 2014

Comic: Moonshadow - J. M. DeMatteis y Jon Muth

 http://media.senscritique.com/media/000006632500/source_big/The_Compleat_Moonshadow.jpg
Guión: John Marc DeMatteis

Dibujo: Jon J. Muth con Kent Williams y George Pratt

Editorial: Primera edición de Marvel/Epic; reeditado por DC/Vertigo

Este es un comic que me termino ganando a pesar del rechazo que me generó al principio. Lo quería leer desde hace unos cuantos años sobre todo por la curiosa carrera editorial que tuvo: editado por Marvel/Epic en los 80's fue el primer comic con ilustraciones pintadas producido en USA. Años después fue rescatado por Vertigo que además de republicarlo entero con correcciones y extras a cargo de los autores editaron una continuación, "Farewell, Moonshadow".

La cuestión es que al empezar a leerlo me dio la sensación que DeMatteis abusaba mucho de los textos en los captions para contar la biografía fantástica (y en particular la llegada a la adultez) del joven Moonshadow y no le permitía explotar con todo a las ilustraciones de Muth. Y que encima le metía a la historia mucho de esa filosofía medio mística, medio new age del auto descubrimiento, del renacer de la tragedia, de la llegada de la edad, etc. que no digo que sea malo ni bueno pero si no me lo venden bien a mi me aburre un toque. Y si bien al comienzo la serie tiene muchos de esos yeites del autor para el segundo numero ya estaba enganchadisimo con lo que pudiera ocurrirles a Moon y compañia.

Acá es importante aclarar que la historia de Moon empieza con la historia de la madre en la Tierra (una hippie raptada por unas raras bolas cósmicas llamadas G´L Doses que la llevan a una especie de zoológico cósmico) y transcurre casi toda en un montón de mundos distintos pero en ningún momento el guionista tira realmente conceptos de ciencia ficción tradicional. Todos los escenarios, personajes y situaciones son muy reconocibles y tienen similitudes muy fáciles de identificar con la historia humana en general. Si en vez de planetas y naves espaciales se usaban países y aviones la historia funcionaba igual aunque sin duda seria menos surrealista. Además Muth no habría tenido la oportunidad de dibujar algunas criaturas muuuuuy raras.

Los personajes están tan bien construidos y armados que enseguida entramos como caballos en este universo nuevo pero familiar; hay guerras, tragedias, conflictos jodidos entre los personajes pero también alegrías y a través de la narración de Moon todos se nos meten en la piel. En particular la relación entre Moon y su compañero a la fuerza, Ira, esta tan bien desarrollada que realmente queremos ver como sigue el asunto.


Lo cierto es que de DeMatteis sabe muy bien lo que hace y se nota que con esta obra quiso contar algo muy especial, mucho más artístico que sus trabajos mainstream en la misma época ("Dr. Fate", los diálogos en la Liga de Giffen) y jugar constantemente con el hecho de que la literatura es fundamental en la educación de Moonshadow. De una forma muy piola engatusa al lector para que lea algo que tranquilamente podría haber salido publicado en novela con muy pocos cambios. Todos los bloques cargados de textos muy poéticos no entorpecen a un argumento que avanza no a los santos pedos pero si a un ritmo firme y constante.  


¿Y qué puedo decir de Muth? Un genio total de las acuarelas, acá por ahí no esta tan desarrollado como en obras posteriores como "El misterio religioso" pero se deja la vida en la experimentación; a veces a lápiz, por lo general con los pinceles, dividiendo la pagina en viñetas o con splash pages hermosas, el tipo pone todo. Sobre todo el tramo final, con algo de ayuda de otros dos genios del pincel como son Keith Williams y George Pratt, logra un nivel artístico increíble y con una variedad muy grande de estilos, no simplemente un fotorealismo chato y basado en fotografías como hacen ladris del photoshop hoy en día.

Si le puedo criticar algo a la fase artística del comic es que las letras de Kevin Nowlan (siiii, el ídolo entintador como letrista, un rol muy raro aunque tiene joyitas de la tipografía como el diseño del logo de "Hellboy") por momentos son desparejas para leer y sobre todo eligen el color equivocado en contraposición al fondo donde se ubican. Kevin, quédate en dibujos y tintas que es lo tuyo.

Como una apreciación muy personal,  recomiendo la lectura de "Farewell, Moonshadow", que si bien cuenta otro periodo de la vida del protagonista, ya adulto, sigue muy bien la madurez no solo de Moonshadow sino de los propios autores, con DeMatteis y Muth coordinados en contar una historia breve, contundente, muy emotiva, armada en una estructura fija de una página de texto, una de dibujo (al estilo de Neil Gaiman en "Stardust" o "Sandman: The Dream Hunters" pero años antes) con 2 páginas finales, mudas, las únicas en viñetas, que me hicieron emocionar como un condenado. Si bien la primer serie de "Moonshadow" tiene un fin marcado y concreto, creo que es a "Farewell, ...." adonde los autores realmente querían llegar y prefirieron ponerla en el banco de espera unos años para que saliera tal como querían.

No dejen pasar la oportunidad de leer en "Moonshadow" a un DeMatteis en su mejor forma, a años luz de lo que "escribe" hoy en los N52 y contando una historia muy ganchera y encima dibujada como los dioses.