miércoles, 28 de junio de 2017

Comic: Black Adam. The Dark Age

Guión: Peter Tomasi
Dibujo: Doug Mahnke
Editorial: DC Comics (originalmente publicado como ’52 Aftermath: Black Adam’ #1 al 6)




Desde la gloriosa etapa de Geoff Johns en la revista ‘JSA’ Black Adam es uno de mis personajes favoritos. Creado durante la Edad Dorada, fue un villano exclusivo del Capitán Marvel (Billy Batson, no el Kree de Marvel) hasta que recién a comienzos del 2000 Johns le dio un trasfondo dramático importante, una personalidad fuerte y todo el encanto para convertirlo en un antagonista relevante a todo el Universo DC. Sin embargo este tomo es la única posibilidad que tuvo el personaje de brillar en solitario.
Es importante aclarar que aunque es un buen producto, esta miniserie no deja de ser un requerimiento editorial: exprimir un poco más el jugo del éxito que fue ‘52’ y de yapa explicar que sucedió con el personaje entre el final de dicha serie y ese aborto creativo que fue ‘Countdown’, la siguiente saga semanal. Eso en sí no es una mala base pero hace que sea casi imprescindible leer ‘52’… y si encima como en mi caso ya se conoce el status de Adam en ‘Countdown’…  también es fácil imaginar cómo va a terminar la miniserie.

A pesar de tener un margen tan estrecho para moverse argumentalmente, Peter Tomasi le saca el jugo al personaje y la dicotomía entre como se ve a sí mismo y como lo percibe el resto de DCU: Adam se considera un rey justo caído en desgracia, amado por los súbditos que le quedan y que solo quiere recuperar algo de la felicidad perdida pero para el resto de la gente es lo más parecido a un Osama Bin Laden con superpoderes, alguien que tiene que ser detenido a toda costa. Lo persigue la JSA, la JLA y hasta un grupo militar secreto lo sigue por todos lados. O sea que aunque la lectura pintaba ser un trámite de continuidad tiene la suficiente machaca y elementos superheroicos para pasar un rato entretenido. Además la cero tolerancia de Adam con los que le rompen los huevos garantiza un lindo festival de gore y violencia.

El dibujo de Doug Mahnke tiene un excelente nivel como siempre para todas las escenas de acción y una narrativa clásica y concisa. Lo mata un poco que en los primeros capítulos lo acompaña un entintador no muy amigable pero en la segunda mitad del libro todo se ve más limpio y prolijo. Creo que este trabajo fue la primera colaboración de Tomasi y Mahnke, después autores de excelentes etapas en ‘Batman & Robin’ y ‘Superman’ post-Rebirth


Complejo, ambiguo, feroz y por cierto muy difícil de compatibilizar con los demás aspectos de un universo superheroico, igual disfrute mucho esta oportunidad de ver a Black Adam lucirse solo; incluso aunque la historia en la vorágine de los eventos “que cambian el universo DC para siempre” haya pasado casi desapercibida.

No hay comentarios: